Newsletter

Rodillos bicicleta: Tipos y diferencias





Los rodillos de entrenamiento para bicicleta, son una excelente alternativa para los días que las condiciones meteorológicas nos impide o no nos motiva a salir a entrenar con nuestra bicicleta al aire libre.

La diferencia entre los rodillos viene determinada principal mente en el sistema de resistencia y la utilización o no de un software.

Que hay  que tener en cuenta si estamos pensando en comprar un rodillo para bicicleta.

En primer lugar tenemos que valorar el nivel de entrenamiento que deseamos que nos aporte el rodillo para bicicleta. En el mercado podemos encontrar rodillos de entrenamientos con diferentes sistemas de resistencia que nos ofrecen al igual, diferentes potencias máximas.

Se podrá cualificar el rodillo según el sistema de resistencia con el que este provisto:

Rodillos de entrenamiento virtuales con freno de motor y controlados por ordenador mediante un software. Las señales se transmiten de pc al motor de freno del rodillo, el cual adapta la resistencia según  simule una pendiente en subida (más resistencia cuanto más sea el porcentaje de inclinación) o en bajada. El nivel de ruido es bajo.  Estos rodillos son los considerados de gama superior.

Rodillos de entrenamiento con resistencia de freno eléctrico y controlado por ordenador. En estos rodillos la resistencia se adapta según la pendiente a simular, creando un campo magnético opuesto mediante unos imanes y electroimanes. A diferencia de los sistemas de freno motor, este sistema de resistencia no simula los descensos. Estos rodillos son considerados de gama media.

Rodillos de entrenamiento con resistencia de freno magnético.  La resistencia se ajusta variando la posición de los imanes manualmente mediante una palanca que puede estar en la zona de la unidad o en el manillar (según modelo).

Otros sistemas de resistencia que podemos encontrarnos en los rodillos para bicicletas existentes actualmente en el mercado son:

Mediante fluido. En estos rodillos para bicicleta la resistencia se logra cuando el rotor gira en el interior de un fluido que generalmente es un aceite específico para este fin. La regulación de la resistencia se consigue con la intensidad con que pedaleemos y la selección del desarrollo de marchas de la bicicleta que elijamos. El nivel de ruido suele ser más bajo que el los sistema de resistencia magnética.

Rodillos conocidos comúnmente como rodillos de rulos. Estos rodillos no disponen de unidad de resistencia. Son muy apropiados para entrenar un pedaleo y ritmo muy regular, sprintar y mejorar la habilidad y equilibrio en la bicicleta.

Para ir concluyendo este artículo, las diferencias principales entre los rodillos y las cuales deberemos valorar teniendo en cuenta también el presupuesto de que dispongamos si queremos adquirir un rodillo de entrenamiento, son:
  • Sistema de resistencia
  • Nivel de entrenamiento
  • Nivel de ruido
  • Nivel de realismo

En conclusión.

Si nuestro propósito de entrenamiento es mantener una condición física y no perder sesiones de entrenamiento sobre la bicicleta por culpa de las condiciones meteorológicas, cualquier rodillo de gama base con resistencia magnética cubrirá perfectamente nuestras necesidades.

Si buscamos a demás sensaciones más realistas así como entrenamientos y carreras virtuales, rodillos de alta gama nos sorprenderán sus múltiples funciones.

Puedes ver las particularidades y características de cada modelo de nuestro catálogo aquí.